3 “ventajas” de ver el fútbol sin público, que pronto se convierten en desventajas.

Photo by Huy Phan on Pexels.com

Sin alma ni pasión: la paradoja del “estadio vacío”.

Por la pandemia, los partidos de fútbol de la liga mexicana se transmiten vía streaming, en estadios vacíos.

Entiendo que, en tiempos normales, el recurso al estadio vacío era una sanción que recibía una sede.

Y la sanción obedecía a muchas causas. En general, se debía a que su afición o sus barras habrían cometido actos antideportivos graves, ostensibles y vandálicos.

Por ejemplo: incendiar las gradas, saltar las alambradas de protección, cantar agresiones directas a los contrarios, agredirlos físicamente, con palos y a botellazos cargados de orines, insultar al árbitro con lujo de violencia, recordar a la mamá de todos y su filiación profesional, proferir exclamaciones homofóbicas cuando lo porteros despejan el balón, etc.

Hoy, el estadio vacío es paradigma de prevención de la salud, de deportivismo y de civilización ejemplar.

Las 3 “ventajas” visibles

Ayer sábado, con el partido Toluca vs Cruz Azul, tuve mi primera experiencia como espectador online.

Comparando con mi experiencia anterior, como asistente a los estadios de futbol, el video streaming es muy eficaz… pero incompleto. Me explico.

1. La transmision vía streaming tiene la ventaja de poder mirarse desde cualquier dispositivo conectado a Internet (laptop, tablet, móvil), lo que amplía su audiencia y facilita su difusión.

2. Los comerciales de la transmisión por TV quedan suprimidos y la experiencia es más enfocada. Ya no está uno a merced de “mensajes” publicitarios machacones y molestos.

La publicidad visible se puede apreciar en lonas y dispositivos electrónicos instalados en el estadio, lo cual no afecta el tiempo del streaming.

3. El encuentro se celebra “casi” con la misma intensidad competitiva que con estadio lleno.

Pero tengo mis reservas: primero, porque me parece que el partido se juega más como un entrenamiento y menos como un encuentro de competencia.

Y segundo, porque la intensidad del juego sólo se hace patente en las exclamaciones, jadeos y gritos de los jugadores, que son muy elocuentes.

Si a esto agregamos que el juego se lleva a cabo sin aglomeraciones, ni ocasiones de contagio para “el respetable”, pues tenemos el mejor de los mundos posibles.

Pero… siempre hay un “pero”…

Photo by Tembela Bohle on Pexels.com

A pesar de que la experiencia sanitaria es perfecta y cuidadosa, me parece que lleva un gran déficit: se extraña la experiencia colectiva de una intensa vibración emocional.

Y aquí empiezan las desventajas.

El estadio vacío no transmite la “vida” de la grada: el palpitar intenso de las emociones que hierven al máximo, de las pasiones al límite y su desfogue, que suele ocurrir con la mayor desvergüenza, claridad y sonoridad posibles: los gritos, “mentadas”, ofensas, cantos… en fin, la presencia inefable del “jugador número 12”.

Quien haya asistido a un partido de fútbol no podrá negar que la experiencia de desfogue emocional que suscita, es de alta temperatura. Y eso relaja y tranquiliza los ánimos.

Es como darnos permiso, todos, de soltar las frustraciones, la impotencia y la rabia acumuladas de la semana.

Y es salir de ese gran diván que es el estadio -lleno a reventar de furia, pasión y energía- para reanudar nuestras actividades “normales”, con entrega y motivación renovadas.

Con el estadio vacío estaremos muy saludables en lo físico, pero cancelar el valor superior de desahogar frustraciones y fracasos de la semana en 90 minutos de pasión pura… eso, no tiene precio.

. . .

Publicado por Eluranga

Escritor, viajero, coach y bloguero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: