El error que cometí al dirigir sesiones con el método del caso y las lecciones que aprendí

Seminario Método del Caso para profesores de la UESS, Guayaquil, Ecuador.
Conduce: Profesor William Ellet, de HBS.

Cuando me iniciaba dirigiendo sesiones con el método del caso, pensaba que debía transmitir toda la información del caso en cada sesión. Craso error.

Trabajaba entonces en un centro para el desarrollo de líderes en México. Mis sesiones resultaban tediosas y aburridas. Mis evaluaciones eran mediocres. Y mi creencia de que debía incluir todo el contenido del caso, me hacía sentir exhausto e insatisfecho al término de la sesión.

Aprendí que estaba confundiendo el método del caso con la enseñanza tradicional, ya que no necesariamente había que agotar el «contenido» del caso en la sesión plenaria. Ni falta que hacía. 

Al dirigir un caso, enfócate en el tema de la sesión. El caso es un auxiliar.  

No caigas en el error de «enseñar» el caso. Utilízalo como recurso para desarrollar tu sesión.

Esta lección me ha resultado tan importante, que ha marcado mi trayectoria profesional como instructor certificado de sesiones con el método del caso.

Te puedo asegurar que al cometer este error de manera continuada, destruirás tu carrera profesional. Y a la inversa, de seguir mi consejo, te distinguirás como un excelente instructor de una metodología eficaz para la toma de decisiones. Y esto representa una práctica muy apreciada y valorada por directivos de empresas e instituciones. 

A continuación, te voy a decir cómo lograrlo:

1. Prepara el caso a fondo.

  • Necesitas conocer muy bien toda la información contenida en el caso.
  • Lee el caso completamente, de principio a fin, una, dos o tres veces (hay casos de más de 15 páginas, con anexos estadísticos y financieros). Tómate tu tiempo
  • Señala los hechos relevantes y hazte una idea de lo que ahí sucede para que puedas relacionarlo con el tema de tu sesión y el diagnóstico de problemas que identificas en el texto. 
  • Planea mentalmente el desarrollo de tu sesión durante la preparación del caso. Tu imaginación es el límite. 

2. Identifica los hechos clave que apuntan al diagnóstico del problema raíz.

  • Así preparas la discusión, enfocada y concreta, de los participantes
  • Formula y escribe tres o cuatro preguntas que dirijan la discusión hacia el problema raíz, a partir de los hechos clave.  
  • Con esto, lograrás visualizar un camino para la conducción de tu sesión plenaria. 

3. Conduce tu sesión con base en los hechos clave y las preguntas previamente escritas

  • Ya en la sesión, empieza por pedir a los participantes los hechos relevantes y el problema raíz que identifican. Haz las preguntas de referencia y procura que queden claras las respuestas. Se anota todo en el pizarrón. 
  • Aquí se suscita una discusión muy interesante y ágil, que tu debes conducir, hacia la detección del problema raíz, induciendo a los participantes a expresarse de manera amplia
  • Una vez agotadas las etapas de discusión del caso, se recapitula sobre el tema que ha ido surgiendo durante la discusión. 
  • Para finalizar, anota las cuatro o cinco lecciones clave que el caso nos deja sobre el tema de la sesión. 

Y recuerda, no «enseñes» casos, conduce sesiones de alto impacto, interés y agilidad para que los participantes descubran su gran potencial para la toma de decisiones. 

Publicado por Eluranga

Escritor, viajero, coach y bloguero

2 comentarios sobre “El error que cometí al dirigir sesiones con el método del caso y las lecciones que aprendí

Responder a Eluranga Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: